App Store Carboeiro 
 
El tiempo en Silleda
Para el día 19/11/2017

Por la Mañana

Por la Tarde

Mínima: 22
Máxima: 5
Cortesía de Meteogalicia
 
Síguenos en: Siguenos en facebookSiguenos en Twiter
Senderismo
""
 
Inicio -> Senderismo -> Sendero del Deza

Sendero del Deza

El sendero Natural de la Catarata del Toxa-Monasterio de Carboeiro está situado en los ayuntamientos de Silleda y Vila de Cruces, en la Comarca do Deza. Se accede al comienzo de la ruta desde la villa de A Bandeira, situada en la carretera N-525, que une Ourense con Santiago de Compostela. Luego, desde A Bandeira, hay que dirigirse a la parroquia de Pazos por la carretera PO-204 que va a Merza y Vila de Cruces.

Este espacio, debido al alto interés de las comunidades naturales que conserva, participa en el proyecto europeo Red Natura 2000 y forma parte del Lugar de Importancia Comunitaria Sistema fluvial Ulla-Deza.

  • Descripción
  • Biodiversidad

Tiene una longitud de unos 6 Km. donde, luego de contemplar desde los miradores la Catarata del Toxa, de más de 70 m. de salto, descendemos hacia el pie de la misma para acompañar al Toxa en los últimos metros hasta que desemboca en el Deza. Se cruza este este río por un puente de hierro para alcanzar la ermita de San Paio y posteriormente la localidad de Merza. Se continúa hasta la playa fluvial de A Carixa, y desués de una subida de cierta dificultad, nos desviamos a la derecha por el lugar de A Portela, aunque podríamos acortar el recorrido si continuamos carretera arriba hacia el balneario Baños da Brea para enlazar por el antiguo camino que llevaba a Carboeiro.

Una vez llegados al lugar de A Portela, lo seguimos camino paralelo al río, según la señalización marcada, hasta encontrar la calzada medieval que cruzará el antiguo puente medieval, reconstruido varias veces, también llamada Ponte do Demo, y que definitivamente nos conducirá al cenobio beneditino de San Lourenzo de Carboeiro, fundado en el siglo X, considerado como la mejor muestra gallega de estilo románico de transición, también denominado románico ojival. 

La cuenca del río Deza atesora una de las comunidades piscícolas mejor conservadas de Galicia, donde ciprínidos endémicos como la Chondrostoma polylepis conviven con una de las mejores poblaciones de truchas (Salmo trutta) de la vertiente atlántica gallega. A estas especies sedentarias hay que sumarle aquellas otras que precisan de desplazamientos a lo largo de su vida entre el mar y el medio fluvial, y que cada vez son más escasas debido a la presencia de barreras artificiales puestas por el hombre. Pertenecen a este grupo la anguila (Anguilla anguilla), la alosa (Alosa alosa), el sábalo (Alosa fallas),la lamprea (Petrmyzon marinus) y una de las joyas de nuestras aguas, el salmón atlántico, que encuentra en los cursos fluviales de la cuenca del Deza, nados en los montes del Testeiro y sierra de O Candán, uno de los últimos redutos para evitar la extinción. Son las aguas del Deza, frescas y osigenadas todo el año, a lo que contribuyen unas riberas bien conservadas donde se establece un bosque en galería de árboles amantes de la humedad como los sauces (Salix atrocinerea), los alisos (Alnus glutinosa) y los fresnos (Fraxinus angustifolia). Como bioindicadores de la salud de las aguas podemos encontrar en el Deza invertebrados cada vez más escasos en Europa como el mejillón de río (Margaritifera margaritifera) o el tizón esmeralda (Oxygastra curtisii). Mantiene también este río mamíferos poco comunes como el almizclera (Galemys pyrenaica) y la nutria (Lutra lutra); incluso es posible descubrir en la orilla del río las huellas del tímido hurón (Mustela putorius), que gusta de capturar pequeños vertebrados como la rana patilonga (Rana iberica) y el lagarto del agua (Lacerta shreiberi). Estas últimas, junto con la también presente salamandra rabilonga (Chioglossa lusitanica), son tres especies endémicas del noroeste de la Península Ibérica.

La benignidad climática permite la diversidad forestal, ya que a los elementos típicos de los robledales húmedos se suman muchos otros termófilos, propios de las formaciones mediterráneas. Así en las posiciones de solana y de suelos mejor drenados están presentes los alcornoques (Quercurs suber), los érbedos (Arbutus unedo), los laureles (Laurus nobilis) y los rebollos (Quercus pyrenaica), mientras que en los suelos más profundos dominan el roble (Quercus robur), el arce (Acer pseudoplatanus) y el castaño (Castanae sativa); este último con tendencia a suelos menos húmedos.

Son muchos los invertebrados asociados a esta compleja comunidad de árboles. Destacan por su rareza entre los escarabajos los pertenecientes a la familia de los lucánidos, representados por la cierva volante (Lucanus cervus) y la carroucha real (Dorcus parallelopipedus), que realizan su desarrollo larvario en madera muerta de los caducifolios, propia de los bosques viejos. Muchas de las mariposas del bosque se alimentan durante la fase larvaria de las hojas de los árboles, como es el caso de la reina sauce (Apatrua iris), que se alimenta de las hojas de los sauces.

Entre los micromamíferos forestales destacan el ratón silvestre (Apodemus sylvaticus) y el lirón careto (Eliomys quercinus), que gusta de los frutos de los avellanos (Corylus avellana), que forman parte del sotobosque bajo los robles. Están presentes también depredadores, grandes fitófagos como el cerdo bravo (Genetta genetta) y el corzo (Capreolus capreolus). El bosque se ve intercalado con cultivos forestales de pinos y eucaliptos y zonas abiertas con matorral de tojos (Ulex) y xestas (Cytisus).

Esta área presenta una elevada diversidad geolóxica en la que predominan los granitos, as anfibolitas y las mignatitas. Tuvieron gran importancia en las décadas de los treinta y cuarenta del S. XX las canteras de volframio, también llamado tungsteno, que fueron objeto de una intensa actividad minera asociada a los conflictos bélicos mundiales. Esta misma diversidad litológica es la que da origen a la Catarata del río Toxa, que trabaja para encajarse en un granito tremendamente duro por mor de la cantidad de cuarzo que presenta y dispuesto sobre materiales metamórficos menos resistentes a la erosión. En las imponentes paredes graníticas que flanquean la catarata anidan grandes aves que precisan de cantiles pétreos y que son poco abundantes en Galicia, como los cuervos (Corvus corax) y los halcones (Falco peregrinus).

Carballeira do Pazo

Carballeira do Pazo

Carballeira do Pazo


Carballeira do Pazo

Longitud del trazado:
6 km.
Duración de ida:
2 horas.
Grado de dificultad:
Bajo.

Este sendero tiene la consideración de Pequeño Recorrido (PRG 18) y cuenta con una señalización para indicar el camino correcto.



Recomendaciones

MATERIAL: calzado ligero de montaña, chubasquero en función de la época del año. Mapa de la ruta, cantimplora, aconsejable máquina de fotos, ropa ligera y cómoda.

Se puede realizar en sentido de ida y vuelta, pero es; recomendable seguir el itinerario marcado para evitar la pérdida. En este caso llamar a los teléfonos: 660 663 145 o 660 664 809  (Protección Civil)